Trabajar como diseñador web freelancer puede ser genial. Ya sea que recién te estés graduando o si trabajas para alguna puede que hayas pensado en ser un trabajador independiente. A lo mejor ya estás haciendo algún trabajo “aparte” de tu trabajo formal y estás pensando en dedicarte a tiempo completo a esto, o a lo mejor solo quieres tener la libertad de ser tu propio jefe, no lo sé, por eso hoy quiero hablarte un poco acerca de algunas cosas que debes considerar antes de ser diseñador web freelancer.

Hace unos meses publiqué 8 Cosas que nadie te dice cuando te haces freelancer si ya eres un diseñador web freelancer deberías darle una revisada a ese artículo, e igual si estás pensando en dar el paso a independizarte, hoy te presento algunos puntos que creo te ayudarán a decidirte.

5 Cosas a considerar antes de ser diseñador web freelancer


Personalidad

¿Porqué tu personalidad es importante si quieres ser un diseñador web freelancer? (O cualquier otro tipo de profesional freelancer)

Por decirlo en pocas palabras: Algunas personas se les da trabajar independientemente y otras no.

Si eres auto-motivado y te sientes cómodo trabajando por tu propia cuenta e iniciativa, posiblemente solo, entonces ser freelancer puede ser para ti. Pero si prefieres ser dirigido en el trabajo que debes realizar o tal vez te sea un poco difícil imaginar no ser parte de un equipo de trabajo, entonces es probable que ser freelancer no sea para ti.

Como parte de tu personalidad, también debes considerar que tienes que hacerle frente a los altibajos de ser un auto-empleado. Habrán momentos cuando estés trabajando en proyectos muy buenos, clientes geniales o que te está pagando de lo mejor por lo que haces, momentos en los que todo parece ir de lo mejor. Pero también habrán momentos en los que no tendrás proyectos que te paguen bien, que te gusten o ningún trabajo en lo absoluto, puedes pasar así por semanas e incluso meses.

Saber lidiar con estas situaciones es clave para no desmoralizarte tanto que termines buscando trabajo en alguna empresa.

¿Cual es tu especialidad?

Como diseñador web freelancer puedes pensar a veces que entre más sepas y que entre más te promociones como el “experto” en todo te irá mejor, pero la verdad es que no es tanto así.

Aprende a identificar cual es tu especialidad, es decir, que es lo que haces mejor y disfrutas haciéndolo, y promocionate así, yo si estoy de acuerdo en saber un poco de todo, pero esta área cada día se llena más y más de personas que se auto-nombran lo que sea y deja en muchas dudas cuando escuchas que alguien sabe “un poco de todo”.

Al comenzar a trabajar como diseñador web freelancer debes no solo identificar tu especialidad sino también adaptarla a los constantes cambios y necesidades que puedes encontrar en el camino, es bueno saber un poco de todo, pero debes tener algo en lo que de verdad eres bueno y por lo demás, solo preocúpate por tener el contacto de quienes sean buenos en esas áreas.

Contactos

Una de las cosas más difíciles cuando comienzas a trabajar como diseñador web freelancer es conseguir clientes, y a veces si no tienes los contactos correctos puedes pasar mucho tiempo sin conseguir trabajo y eso puede ser muy decepcionante.

Identifica posibles, nuevos y actuales contactos que puedas hacer, y asegúrate de hacerles saber lo que estás haciendo.

Una buena práctica es tener tus propias tarjetas de presentación y andarlas siempre contigo, uno nunca sabe cuando se puede presentar una oportunidad para generar contactos.

Tu espacio de trabajo

Ok, tienes la actitud, sabes muy bien a lo que te dedicarás como diseñador web freelancer y hasta ya tienes algunos contactos que te están pasando trabajos, la gran pregunta es: ¿Adonde vas a trabajar?

Cuando muchos oyen la palabra “freelancer” podrían imaginarse oficinas tipo “google” con todos esos lugares geniales para descansar, la alfombra tipo pasto, una canchita de fut o basket o cualquiera de esas cosas, pero la verdad? Ningún freelancer trabaja así, bueno a lo mejor alguno por ahí.

Si piensas rentar un lugar para trabajar debes considerar factores como el tiempo en ir de tu casa al lugar de trabajo, costo/beneficio de alquilar un lugar, locación, luz eléctrica, agua, internet, etc… Hay algunos lugares que trabajan como “co-workers”, es decir, oficinas que compartes con otros profesionales, esto puede ser una buena alternativa no solo para hacer más contactos sino también para ampliar tu rango de oportunidades.

¿Trabajar desde casa?¿Porqué no? Cuando trabajas desde casa tienes muchas ventajas y también hay algunos retos, considera leer esto que publiqué hace un tiempo: Eres freelancer ¿Deberías trabajar desde casa o en una oficina? La decisión es tuya.

Dinero, Dinero, Dinero

Cuando decides dar el salto de fe como diseñador web freelancer, obtener y cuidar del dinero se vuelve una tarea que a veces puede ser estresante.

Supongamos que actualmente trabajas para una empresa y que sabes que ellos no te pagan ni la mitad de lo que ganan con cada proyecto en el que trabajas, es fácil pensar que uno podría seguir haciendo lo mismo por su cuenta y casi de la noche a la mañana duplicar tus ingresos, piensa de nuevo.

No se trata solo de ganar lo suficiente para cubrir tus necesidades, sino también de saber administrarlo de mejor manera, habrán momentos en los que tendrás suficiente y un poco más, pero también habrán ocasiones donde en las que a duras penas lograrás tener un poco.

Cuando comienzas a trabajar como freelancer lo que cobras no necesariamente será lo mismo o mayor a lo que cobra una agencia ya establecida, es más, te encontrarás haciendo mucho trabajo por el cual no recibirás ni un cinco, por ejemplo, promocionándote, enviando cotizaciones a clientes potenciales, arreglando tu portafolio, preparando tu sitio web, entre otras cosas.

El dinero es importante, pero si eres como yo, posiblemente no sean grandes cantidades de dinero lo que te mueven sino el tiempo que puedes manejar a tu antojo y poder disfrutar un poco más tu vida. Al final el dinero es solo una herramienta para ayudar y suplir algunas necesidades.

Si aún trabajas en una empresa, deberías probar hacer algunos trabajos freelance por tu cuenta antes de salirte de tu trabajo, ahorra ese dinero y cuando tengas un poco de capital y algunos proyectos que te pagarán, puedes entonces dar ese salto hacia tu independencia.

Trabajar como diseñador web freelancer puede ser genial. Pero antes de abandonar tu fuente de ingresos fija y optar por la libertad de ser tu propio jefe y tener ingresos variables, debes considerar factores como tu personalidad, tu especialidad, los contactos que tengas, el lugar adonde vas a trabajar, y por supuesto tus habilidades para manejar el dinero y la presión que tendrás con un salario que no es el mismo cada mes.

¿Qué otras cosas crees que deberíamos considerar antes de dar el salto a ser diseñador web freelancer? Dímelo en los comentarios.

Adaptado de WebTuts

Danny Guzman

About Danny Guzman

Esposo, cristiano, emprendedor y amante de la música. Hago diseño web/gráfico, trabajo con redes sociales, marketing y más. Me encanta tocar mi guitarra, bloguear y tomar café. I speak English too.

2 Comments

Leave a Reply