Trabajar por tu cuenta es una experiencia única, es decir, muchas personas se auto-emplean en sus negocios o son mercaderes en X área, eso es lo que en estos días llamamos “Freelancer”. Pero ya sea que trabajes con una empresa propio o individualmente o te dediques a vender productos por tu cuenta, cuando te conviertes en “freelancer” hay algunas cosas que debes saber y que nadie las dice.

8 cosas que nadie te dice cuando te haces freelancer

Ser independiente o freelancer tienes sus ventajas y también sus retos, y debes estar preparado para hacerle frente a ambas, todo el mundo te puede decir cuán importante es llevar las cuentas en buen estado, tener un espacio dedicado para tu trabajo en la casa adonde puedes tener cierta privacidad, saber venderte como profesional, entre muchas cosas más. Pero en estos casi dos años que llevo trabajando exclusivamente para mi proyecto de Web Studio 316, puedo decirte que he descubierto algunas cosas de las que nadie me había hablado antes.

Así que si estás pensando en dar ese salto de ser empleado a trabajar por tu cuenta, hoy quiero compartir contigo:

8 cosas que nadie te dice cuando te haces freelancer


Necesitas menos dinero de lo que piensas

El dinero es algo que motiva a muchas personas, no necesariamente a todos, en mi caso por ejemplo, a mi no me mueve el dinero por encima del tiempo, es decir, de que me sirve ganar miles de dólares si no puedo disfrutar el tiempo y tengo que pasar 60 u 80 horas trabajando cada semana, un verdadero emprendedor debe descubrir como ganar más dinero en menos tiempo, no intercambiar tiempo por dinero…

En fin, cuando trabajas por tu cuenta como freelancer, a pesar de que siempre tienes deudas que pagar, la comida, la casa, carro, etc. Pero te das cuenta que hay meses en los que ganarás hasta 10 veces lo que ganabas como empleado y habrán otros en los que probablemente no ganes ni la mitad de lo mínimo que esperabas, pero lo importante es que debes saber cuales son tus gastos fijos mensuales, saber ahorrar, y considerar que la verdad es que no necesitas miles para vivir, y vivir bien.

Considera el hecho que no tienes que pagar en transporte tanto como antes, comes en tu casa y no afuera, no necesitas comprar ropa o calzado tan seguido como antes (vístete bien siempre, no en pijamas), entonces, aun cuando a veces no gano tanto como cuando era empleado de una empresa, realmente mis ahorros se mantienen y si a veces me he visto corto de dinero, es porque yo no he administrado bien lo que me es dado, pero realmente si necesitas menos dinero para vivir.

Recuperas el tiempo para divertirte

Es muy fácil, tanto trabajando a tiempo completo como siendo freelancer, meterte tanto en el trabajo que te olvidas que debes despejar la mente, especialmente si trabajas en el área creativa. Pero debes tomarte tiempo para divertirte, tu mente y cuerpo lo agradecerá.

Juega, descubre, sal al exterior, no te preocupes por el tiempo, lo recuperarás y con creces. Enfócate en organizar tu tiempo para que siempre puedas pasar tiempo con quienes amas y para tu diversión.

¿Ya hiciste suficiente dinero? Deja de trabajar

Después de unos meses (y al darle seguimiento a tus facturas, incluso si sólo lo haces en una simple hoja de cálculo, como yo), empiezas a tener una idea de la cantidad de dinero que haces en un mes normal, y si eso es suficiente.

Esto no significa que literalmente vas a dejar de trabajar, pero cuando veo que los números son buenos, puedo relajarme un poco, siempre sigo ofreciendo mis servicios, siempre envío cotizaciones, pero suelto un poco el pedal del gas porque al final, en mi caso, no es tener grandes cantidades de dinero lo que me motiva, pero si tener el tiempo para realizar trabajo voluntario, ayudar a otros y hacer lo que mejor consideres.

La idea es que no te afanes por hacer miles que pierdas lo más importante que es tu vida al lado de quien amas y termines cansado porque nunca descansaste. Después de todo, ser freelancer se trata de ser “free” (libre).

Tienes una rutina – pero la puedes romper

Ok, yo estoy tratando de levantarme antes de las 6, ser madrugador ayuda para muchas cosas, por lo general mi rutina de la mañana es: 7:00 am voy a dejar a mi esposa al trabajo, regreso a la casa y me preparo el desayuno, a veces como viendo noticias, leyendo o escuchando algo que me edifique, me baño y como a eso de las 9:30 ya estoy listo para comenzar mi día laboral… pero, recuerda que trabajas en tu casa, no en una oficina, así que si tuviste una mala noche o no dormiste lo suficiente, descansa, tírate al sofá, hace un buen día? Sal a trabajar a algún lugar adonde puedas ver la naturaleza, tienes un día con menos trabajo? Vete a visitar a un amigo o tus padres o a conocer un pueblo que no conocías, sal de la rutina. Disfruta la libertad de ser freelancer sin dejar a un lado tus responsabilidades.

Logras hacer más cosas en un día de lo que piensas

10 consejos para un mejor sitio web

Sin teléfonos sonando, correos electrónicos cayendo, jefes presionando con nuevas cosas cada día y colegas más jóvenes que necesitan ayuda y apoyo, se logra hacer mucho más cosas en un día de lo que usualmente hacías cuando tenías un trabajo regular.

Todo es cuestión de estar organizado, planear y sobre todo considerar que tu tiempo es valioso, por lo tanto debes valorar cada minuto sabiendo que no regresará.

Cuando eres freelancer te engordas un poco

¿Qué?! – Cuando solía trabajar, caminaba más, por lo menos 15 minutos o más al día solo para llegar al lugar de trabajo, y luego en el edificio moviéndome de un lugar a otro, pero ahora es diferente.

Nunca he sido “delgado” pero puedo decirte que he ganado algunas libras de más trabajando en mi casa, trato de ejercitarme un poco para evitar que se salga de las manos, pero siempre cuesta, además que es opcional, considera tener una rutina de ejercicio porque eso te ayudará a mantenerte. Ser freelancer no significa ser flojo, en serio, debemos comenzar a llevar un ritmo de vida más activo y menos sedentario.

Recuperas tus fines de semana

Una de las cosas que me prometí a mi mismo cuando comencé a trabajar por mi cuenta, es que no iba a trabajar los fines de semana, y aunque ocasionalmente lo he hecho, pero recuerda que tienes 40 horas durante 5 días para que hacer todo lo que necesitas, todo es cuestión que sepas organizarte y priorizar tus actividades, un verdadero emprendedor exitoso, un freelancer de éxito no es el que más horas trabaja, no me canso de decir esto, no se trata de intercambiar tu tiempo por dinero, se trata de descubrir cómo ganar más con menos tiempo.

Descubres tus verdaderos intereses

Esto quiere decir que te das cuenta de lo que de verdad vale, y a veces hasta te levantas diciendo: – ¿Que voy a hacer ahora? Sabiendo que tienes un poco más de flexibilidad en tu tiempo, puedes comenzar a trabajar en otros proyectos, en cosas que no solo son relacionadas con tu trabajo, o que te harán ganar dinero, nunca dejaré de decirte esto: No se trata del dinero. Se trata de ti, tu vida, tu tiempo y sobre todo, de quienes amas.

Siendo freelancer podrás descubrir nuevos intereses o tendrás el tiempo de dedicarte a lo que de verdad te interesa.

Trabajar por tu cuenta tiene muchas ventajas y retos, por eso debemos estar preparados para ambos, es una experiencia única que debes aprovechar para vivir mejor, no gastes tu vida trabajando y olvidándote de vivir.

¿Qué otras cosas has descubierto siendo freelancer que nadie te dijo que te pasarían? Déjame un comentario y no te olvides de compartir.

Danny Guzman

About Danny Guzman

Esposo, cristiano, emprendedor y amante de la música. Hago diseño web/gráfico, trabajo con redes sociales, marketing y más. Me encanta tocar mi guitarra, bloguear y tomar café. I speak English too.

8 Comments