Cómo reducir costos en el diseño de mi sitio web sin sacrificar la calidad

Bueno, bonito y barato. Parece que es el denominador común que todos buscamos en cada producto o servicio que adquirimos.

Cómo reducir costos en el diseño de mi sitio web sin sacrificar la calidad

Una de las preguntas más frecuentes que recibo a la hora de presentar una cotización es: “¿Cuanto es lo menos?“, claro yo entiendo que no es lo mismo un negocio que recién comienza y otro que ya lleva muchos años generando buenas ganancias, por eso siempre trato de ser justo en cada cotización que brindo, pero en verdad creo que a todos nos interesa reducir costos sin sacrificar la calidad.

Una vez alguien me dijo: Quiero que me ayudes a reducir costos en el diseño de mi sitio web, sin sacrificar la calidad. Parecía un reto, pero hoy comparto algunos puntos que me parecieron interesantes y que estoy seguro encontrarás útiles.

Cómo reducir costos en el diseño de mi sitio web sin sacrificar la calidad


La fase de diseño

En pocas palabras, más diseños a considerar para tu sitio web, significa más trabajo para el diseñador haciendo esos conceptos, y más trabajo para el diseñador, significa más costos para el total del proyecto.

Para reducir costos en esta fase, te recomendaría que tengas en mente ya algunos sitios web que puedan servir de referencia en cuanto a lo que deseas, no se trata de copiar, sino que se trata de hacer algo de trabajo de tu parte para ayudar a reducir tiempo que se traslada en dinero, esto también te ayudará a tener una idea de lo que realmente buscas en tu sitio web.

También debes asegurarte de tener un solo estilo de diseño para todo el sitio, han habido ocasiones en que se me ha pedido tener un diseño distinto para cada página, esos son por lo menos unos 5 diferentes diseños, que al final incurrirán en costos para ti.

Ten el contenido listo

Uno de los retos más grandes con los que me encuentro es cuando alguien me pide un sitio web y no tiene el contenido y espera que yo lo haga. No digo que no lo vaya a hacer, claro que si, pero esto se traslada en inversión de tiempo que se traduce en… adivinaste, dinero.

Generalmente, un sitio web básico para un negocio consta de unas 5 páginas como máximo, dependiendo de las necesidades, pero algo a que se debe considerar grandemente es que el diseñador no es generador de contenidos, a veces cumplimos la función porque cada uno tiene habilidades en diferentes áreas, pero aunque se oiga feo, creo que cada diseño debería llevar un rotulo que diga: “Contenido no incluido”.

Prepara de antemano lo que quieres que lleve cada sección de tu sitio web, no tienen que ser miles de palabras, basta con tener el suficiente contenido para dar a conocer de que se trata tu sitio, quien eres y que haces.

Comienza en pequeño

Yo también quiero reducir costos en el diseño de mi sitio web! Por eso quiero un sitio enorme, con muchas funciones, registro de usuarios, que pueda traducirse en muchos idiomas, que incluya una red social y que además sirva como carrito de compras, no tengo productos pero algún día los tendré.

¿Realmente necesitas todo lo que pides en tu sitio web? Comienza en pequeño, recuerda que un sitio web puede ser tan complejo como el álgebra o tan simple como un brochure, generalmente el brochure recibe más visitas, es más digerible y convierte más visitas en clientes. Para reducir costos en el diseño de tu sitio web, comienza en pequeño.

Pregunta por  facilidades de pago

Pocas empresas de diseño web ofrecen servicios de pago en cuotas, creo que la mayoría perdemos la visión de clientes a largo plazo y nos conformamos con proyectos de una vez. Es un riesgo lo se.

Pero cuando un proyecto es grande y el costo es igual o más grande, no está de más que preguntes si habrá alguna forma de financiar en cuotas mensuales dicho proyecto, a lo mejor puedan ser 4 cuotas que te ayudarán a reducir el costo de una sola vez, claro esto implica compromiso por ambas partes, por eso los diseñadores también deben asegurarse que pueden extender este tipo de facilidades y que tienen maneras de poder cobrar al cliente, todo es hablar y llegar a buenos entendidos.

Para concluir:

Irse por lo más barato no debería ser una opción, muchos menos buscar los “Do it yourself“, siempre hay una buena razón por la cual un producto o servicio es barato, eso se llama “calidad” – ¿Quieres un sitio web de mala calidad, con mal diseño, mala funcionalidad y que al final te termine dañando más de lo que quieres? Ve por lo barato. Pero si quieres un buen sitio web, ten en cuenta que los costos dependerán de lo que pidas.

Así que, la próxima vez que preguntes ¿Cómo puedo reducir costos en el diseño de mi sitio web sin sacrificar la calidad? Sigue estos consejos que te brindo y estoy seguro que te ayudarán mucho.

¿Qué otras maneras para ahorrar en los costos de diseño web conoces? Dímelos en un comentario.

Danny Guzman

About Danny Guzman

Esposo, cristiano, emprendedor y amante de la música. Hago diseño web/gráfico, trabajo con redes sociales, marketing y más. Me encanta tocar mi guitarra, bloguear y tomar café. I speak English too.